de 821
Caso 815

Últimamente mi esposo se ha vuelto irritable. Todo lo molesta. Hace poco estuve con mis familiares, y me quedé donde ellos con mis hijas. Él estaba trabajando, pero se puso furioso cuando regresamos al otro día, diciendo que a nosotras él no nos importaba para nada, como si lo hubiéramos abandonado.... Ahora le molesta que yo salga.... Me parece injusto, ya que todo el tiempo estoy en el apartamento... con la responsabilidad de todos los quehaceres, y no salgo casi, a veces ni al supermercado. Quisiera saber si la del error soy yo, y qué debo hacer para remediarlo.

Consejo

Estimada amiga:

Es posible tener conflictos matrimoniales en los que tanto el esposo como la esposa tienen razón, y por eso la manera de resolverlos no es culpar a nadie. Además, en casi todo conflicto o desacuerdo hay varios factores que contribuyen a crearlos, algunos que identifica fácilmente el esposo, y otros que identifica con más facilidad la esposa.

Sin embargo, primero tenemos algunas preguntas que quisiéramos que usted nos pudiera contestar, pero como eso no es posible, háganos el favor de pensar en lo que le estamos preguntando y si es posible que las respuestas le ayuden a identificar algunos factores que no haya considerado.

La primera pregunta tiene que ver con la salud de su esposo. ¿Está tomando él algún medicamento que no haya tomado antes, o se le ha diagnosticado a él una enfermedad que pudiera estar preocupándolo? ¿Será posible que él necesite hacer una consulta con un médico?

En segundo lugar, ¿ha tenido su esposo experiencias pasadas que pudieron haberle hecho sentir que no estaba recibiendo la debida atención? ¿Ha estado casado antes? ¿Tuvo él una relación afectuosa con la madre y el padre? Es obvio que el cerebro le está diciendo a él que lo que está pasando actualmente terminará igual que lo que experimentó en el pasado. Un consejero profesional bien pudiera ayudarle a explorar sus temores actuales e identificar los temores del pasado que aún lo están atormentando.

Por último, ¿ha sostenido usted en el pasado, o sostiene en la actualidad, alguna relación por la que él se sintiera amenazado? ¿Será que él cree que usted le es más fiel a su familia de origen que a él? Si es así, recomendamos que los dos acudan a consejería matrimonial.

No hay modo de que adivinemos lo que está detrás de las acciones y las palabras de su esposo, pero es en definitiva algo que debe ser investigado. Le aconsejamos que escuche con suma atención cuando hable su esposo. No lo interrumpa, y no permita que sus emociones la distraigan a tal grado que subestime o no muestre interés en los sentimientos de él.

Mientras tanto, planee actividades para los dos fuera del apartamento. Muéstrele que usted quiere pasar tiempo con él. Asistan juntos a la iglesia y oren juntos pidiéndole a Dios que sane las heridas y les dé esperanza para el futuro.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio