de 668
Caso 665

Hace unos meses me mudé a otro país para vivir con mi papá. Tengo veintidós años, y mis padres se divorciaron hace veinte años....

Mi papá ya hizo su vida con otra mujer, pero aun así sigue odiando a mi mamá. Desde que me mudé a la casa de él... se ha puesto muy violento. No me ha llegado a pegar, porque mi madrastra ha intervenido; pero me ha dicho que, si él quiere, así como me dio la vida me la puede quitar....

Él me dice que soy una manipuladora y mentirosa como mi mamá, y esto me está afectando mucho porque ya ni siquiera sé quién soy.

Sé que debo honrar a mi padre, pero lo único que quiero es regresar a mi casa... porque le tengo miedo.

Consejo

Estimada amiga:

Nos conmueve su caso, y sentimos mucho lo que ha sufrido. Sin embargo, ¡le tenemos buenas noticias! Usted debe hacer exactamente lo que dice que quiere hacer, que es regresar a casa. Le instamos a que lo haga de inmediato, alejándose de su padre abusivo lo más pronto posible.

Lo más prudente es que haga los planes para el viaje, pero que luego espere hasta el momento de partir para contárselo a su padre. De lo contrario, es probable que él se torne más violento con usted mientras tanto. Si usted cree que su madrastra es digna de confianza, puede pedirle a ella que la ayude a hacer los arreglos en secreto.

Usted está confundida en cuanto al verdadero sentido de honrar. Es cierto que los Diez Mandamientos dicen que debemos honrar a nuestros padres,1 pero honrar nunca quiere decir que debemos tranquilamente ser el objeto de abuso físico y emocional. Debido al deseo que tiene de hacer lo correcto, usted se ha expuesto a un grave peligro.

Jesucristo afirmó que el mandamiento más importante es que amemos a Dios con todo nuestro corazón, todo nuestro ser y toda nuestra mente. Pero Cristo luego dijo que el segundo mandamiento en importancia es que amemos al prójimo como a nosotros mismos.2 Si hemos de amar al prójimo como a nosotros mismos, ¿quiere eso decir que debemos permitir que nos robe toda la comida de la mesa en que cenamos como familia cada noche? ¡Claro que no! Nuestro prójimo tiene la responsabilidad de proveer para su propia familia y de abstenerse de robar la comida nuestra. El amor no requiere que permitamos que se nos maltrate.

Así mismo, el honrar a su padre no requiere que usted permita que él la maltrate. Le recomendamos que lea el Caso 518 a fin de considerar más a fondo el significado de honrar durante las diversas etapas de la vida.

Ni el amor ni la honra requieren que dejemos que la maldad forme parte de nuestra vida. Su padre no tiene derecho alguno de quitarle a usted la vida, y en definitiva no debe usted quedarse en ningún lugar donde corra peligro de que eso suceda.

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 Éx 20:12; Dt 5:16; Mt 15:4; 19:19; Lc 18:20; Ef 6:2
2 Lv 19:18; Mt 22:35-39

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio