de 821
Caso 809

No he podido quedar embarazada, a pesar de que es mi anhelo más grande. Muchas veces lloro, y otras veces creo que Dios lo puede hacer.... Con frecuencia he querido decirle a mi esposo que me deje y que busque otra mujer para que tenga un hijo, como hizo Sara[, la esposa de Abraham, quien fue el padre de todos los judios, musulmanes y cristianos. Ella le dio a Abraham un hijo, Ismael, por medio de su sierva, Agar].

Consejo

Estimada amiga:

Lamentablemente, su desesperación le está causando mucha confusión. Permítanos recordarle algunas verdades que sin duda ya conoce, pero que está pasando por alto.

En primer lugar, usted no menciona ningún examen médico que haya identificado cuál de los dos pudiera ser infértil. Sin ninguna prueba médica definitiva, no debe suponer que es usted.

En segundo lugar, el dar a luz a un hijo es sólo una manera entre varias de tener una familia. Nosotros completamos nuestra familia adoptando primeramente a un bebé y posteriormente a dos pre-adolescentes, hermano y hermana, que habían estado viviendo en hogares de crianza. Estas dos clases de adopciones son más complicadas que el dar a luz a un hijo biológico, pero el tiempo y el papeleo que exigen pueden contribuir a distraer la mente convirtiendo la desesperación en esperanza.

En tercer lugar, no concordamos en absoluto con lo que usted piensa acerca de Sara, la esposa de Abraham. Es cierto que ella estaba desesperada por tener un hijo. Y es cierto que le pidió a Abraham que durmiera con su sierva a fin de procrear ese hijo. Y también es cierto que Ismael nació como hijo de Abraham y Agar.

Sin embargo, lo que usted no menciona es que eso dio como resultado que Sara odiara a Ismael y a la madre, y los echara de la casa. Ismael y sus descendientes llegaron a ser enemigos del hijo legítimo de Sara, llamado Isaac (quien nació doce años después), y de los descendientes de él. Incluso hasta hoy, miles de años después, los descendientes de Ismael y de Isaac son enemigos mortales y la causa primordial de muchas de las guerras que se están librando en algunas partes del mundo.

Por último, al parecer usted tiene fe en Dios, pero su fe consiste en creer que Dios debe darle lo que usted quiera y hacer lo que usted prefiera cuando usted lo juzgue conveniente. El problema es que ese concepto difiere mucho de lo que es la fe. La verdadera fe en Dios consiste en tener confianza en que Él hará lo que Él prefiera cuando Él lo juzgue conveniente, y que su plan divino resultará en lo mejor para nuestra vida.1

Muchas personas seguirían a Cristo si Él tan sólo hiciera lo que ellas prefieren. Esas personas quieren tener el control absoluto, hacer sus propios planes, y disfrutar de todo lo que creen que merecen. De ahí que, cuando Dios no se somete a las demandas que le hacen, suponen que Él en realidad no las ama, o que las está castigando por los pecados que han cometido.

Le instamos a que confíe en el plan de Dios. Esta bien pudiera ser su manera divina de lograr, mediante la adopción, que una criatura amorosa llegue a formar parte de su familia.

Le deseamos lo mejor,

Linda
___________________
1 Ro 8:28

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio