de 595
Caso 583

Mi novia es madre soltera de una bebé de seis meses. Tuvo un embarazo no planeado con una persona a la que no ama. Fue un mal noviazgo. Ella decidió romper la relación sin saber que había quedado embarazada.... El papá de la niña quiere estar con las dos, pero mi novia, con el apoyo de su familia, decidió que no podían estar juntos porque sería un sufrimiento vivir al lado de él.

Mi novia y yo nos amamos, y yo amo también a su hija. Pensamos casarnos. Quiero un consejo. ¿Debemos dar ese paso?

Consejo

Estimado amigo:

Nos alegramos de que comprenda que debe considerar varios factores antes de tomar esta decisión. Nosotros creemos que Dios diseñó el matrimonio para el beneficio de parejas que se aman como también a fin de proveer un ambiente seguro en el que puedan crecer los hijos. Sin embargo, eso no quiere decir que el matrimonio sea necesariamente la mejor opción en todos los casos.

En primer lugar, le daremos un consejo no solicitado por usted. Si ya tiene una relación íntima con su novia, le rogamos que no siga así. La razón principal de este consejo es que creemos que Dios diseñó el acto sexual como una expresión de amor entre esposo y esposa. Cuando los novios mantienen una relación física antes de casarse, se altera para siempre la dinámica y la comunicación entre los dos. Lo animamos a que lea los Casos 270 y 525 para más información al respecto.

El factor más importante en la respuesta a su pregunta es el padre biológico de la niñita. Usted dice que él quiere estar con la novia suya y la hija de ellos. Eso significa que él quiere formar parte de la vida de la hija, y aunque su novia lo ha rechazado a él sentimentalmente, no sería correcto que ella impidiera que la hija mantuviera una relación con su padre biológico.

A no ser que su novia pueda probar que el padre biológico de la niñita es un hombre peligroso o un delincuente, él tiene derechos y responsabilidades ante la ley. De modo que su novia tendrá que comunicarse con el padre de la niña periódicamente para que él pueda cultivar una relación paternal con la hija. Si ellos dos no logran ponerse de acuerdo en cuanto a los pormenores, es posible que sea necesario que un tribunal elabore un acuerdo en cuanto al régimen de visitas.

Además, el padre biológico de la niñita es responsable de una parte del sustento económico de ella. Sin embargo, también es posible que sea necesaria una orden judicial para lograr que él cumpla con su deber. Y una vez que se le exijan pagos para la manutención de la hija, es probable que él lo resienta y es posible que descargue su frustración en la novia de usted cuando ellos se comuniquen. También es probable que no estén de acuerdo en cuanto a los pormenores del régimen de visitas. Y cuando él vaya a recoger a la niña para las visitas, pudiera hasta ser agresivo o amenazante.

Por todas esas razones, le recomendamos que espere por lo menos dos años antes de considerar el matrimonio con su novia. Durante ese lapso de tiempo, la relación entre la niñita y su padre biológico podrá desarrollarse, y su novia podrá tomar las medidas necesarias para lograr que él pague la manutención de la hija. Al cabo de dos años, usted tendrá una considerable cantidad de evidencia de los problemas que son inevitables en semejante situación.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio