de 649
Caso 647

Hace seis meses comencé una relación con un hombre [que vive indocumentado en otro país]. Nuestra relación es por teléfono. Él me ama, y me pidió que sea su esposa.

Hace un mes me pidió que hiciéramos video llamadas para conocernos íntimamente. Yo accedí, ya que lo amo; pero no me siento bien delante de Dios. Quisiéramos estar juntos y casarnos, pero la situación migratoria no nos permite hacerlo, ya que él no puede venir y yo tampoco ir a su encuentro. ¡Ayúdenme, por favor! ¿Qué debo hacer?

Consejo

Estimada amiga:

Hay un detalle importante de su caso que usted ha omitido. Dice que comenzó la relación hace seis meses, pero no dice si ya conocía a este hombre antes de que él fuera al otro país. Ya que no lo dice, vamos a suponer que usted nunca lo ha conocido en persona.

De ser así, entonces lo único que usted sabe acerca de este hombre es lo que él ha decidido contarle, sea lo que sea. Usted no sabe si él es adicto a las drogas o al alcohol. No sabe cuántas otras mujeres forman parte de su vida. Y no sabe cuántos hijos él pudiera tener con otras mujeres. Lo que usted siente se basa completamente en la manera como él se presenta, sin tener idea alguna de lo que es verdadero y lo que es falso.

Por supuesto, usted cree que este hombre es honrado y sincero, y que es exactamente tal y como se presenta. Para usted es impensable llegar a dudar de la integridad de él debido a que no puede concebir que sea posible que se esté aprovechando de usted para obtener lo que él desea.

Usted dice que, a causa de lo que ha hecho, no se siente bien delante de Dios, así que al parecer Dios le está hablando por medio de la conciencia, recordándole que la intimidad que usted está experimentando con su novio debe reservarse para después de haberse casado. Cada vez que usted tiene una de estas experiencias, el vínculo con este hombre se hace más fuerte. Sin embargo, es poco probable que jamás lleguen a vivir juntos. Usted está consintiendo en crear una situación imposible y permanecer en ella durante el resto de su vida.

¿Qué de los hombres en su propio país que pudieran estar interesados en usted si la conocieran? Ellos no pueden llegar a conocerla si usted se la pasa hablando por teléfono con este novio virtual. Usted está optando por aunar todos sus esfuerzos a favor de una relación que vislumbra poca esperanza, en vez de invertir tiempo en una relación con un hombre con el que bien pudiera formar un hogar en el futuro.

A nuestro juicio, es como si usted estuviera transitando a toda velocidad por una autopista sin darse cuenta de que está próxima a estrellarse contra una pared de ladrillos. Deténgase ahora mismo, y evítese todo el dolor y el quebranto de corazón que sin lugar a dudas ocurriría como resultado de ese choque.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio