de 645
Caso 643

Tengo un pensamiento que me aqueja constantemente y me provoca terror. Siempre me he preguntado sobre la eternidad, y si en algún tiempo después de la muerte, ya en el cielo, Dios nos va a destruir.

Siento que Él nos creó sólo para un período de tiempo finito y que, después de ese tiempo, nos va a desechar. Puede ser una idea un poco tonta, pero me afecta gravemente seguir pensando en esto.

Consejo

Estimado amigo:

Usted teme que sea tonto ese pensamiento que lo aqueja, pero tiene suficiente valor como para hacer esta consulta. Lo cierto es que su mente puede concebir muchas cosas que no son racionales. Su imaginación activa puede llevarlo a pensar en cosas que no son posibles ni lógicas, pero eso no quiere decir que usted sea tonto. Lo que debe recordar es que el hecho de que no pueda dejar de pensar en algo o soñarlo no significa que ese pensamiento o sueño sea verdadero o lógico ni que deba aceptarlo o creerlo simplemente por eso.

Le invitamos a que lea el consejo que dimos en el Caso 205 a una persona que tenía miedo de morir. Parece como si usted no temiera necesariamente a la muerte, sino que está interesado más bien en su destino eterno, es decir, en lo que sucede después de la muerte, y en el plan de Dios para el futuro de su creación.

La única manera segura de conocer el plan de Dios es leer su Palabra, que llamamos la Biblia. Quienes optan por no creer en las verdades que se encuentran en la Biblia carecen de fundamento alguno para las creencias que sostienen. Por lo general creen que el morir es simplemente un punto final de la existencia. Para ellos, el dejar de existir quiere decir que no hay vida después de la muerte ni hay Dios, y que hay razón de sobra para vivir sin normas objetivas. En cambio, nosotros creemos que la Biblia es el mensaje de Dios para cada uno de nosotros, así que tenemos un medio por el cual descubrir la Verdad en las páginas de las Sagradas Escrituras.1

Usted piensa que fuimos creados para un período de tiempo finito. Pero la Biblia no enseña eso. La Carta del apóstol Pablo a los Romanos deja en claro que «el regalo que nos da Dios es vida eterna por medio de Cristo Jesús nuestro Señor».2 La vida eterna es exactamente eso mismo: Dios ha dispuesto que vivamos para siempre una vez que hayamos aceptado a su Hijo Jesucristo como nuestro Salvador y Señor.

Claro que Dios pudo haber decidido destruirnos a todos por nuestro pecado. Él nos hizo, así que tiene el derecho de librarse de nosotros, tal como usted teme. Pero si ese fuera su plan, ¿por qué habría de enviar a su único Hijo a morir en la cruz para pagar el castigo por nuestros pecados? Al permitir que su propio Hijo agonizara y muriera, Dios demostró lo mucho que nos ama a pesar de que hemos pecado contra Él.3 Él dispuso un medio para que podamos tener vida eterna.4

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 Jn 14:6
2 Ro 6:23 (NBV/NTV)
3 Ro 5:8
4 2S 14:14

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio