de 750
Caso 748

Tengo un trabajo con muy buenas prestaciones y salario.... Además, está relacionado con la carrera que estudié en la universidad. El problema es que los otros empleados tienen vicios, son groseros y hablan mal de los demás.... Mi jefa me trata muy mal porque no me comporto como los demás. Me grita y me discrimina.... Yo soy cristiana, y en lo posible trato de apartarme de ellos.

Consejo

Estimada amiga:

¡Qué bueno que tenga un empleo con buen salario y que tiene que ver con la carrera que hizo! Sin embargo, comprendemos que se sienta frustrada con sus compañeros de trabajo.

Usted dice que es cristiana. Eso nos da a entender que es seguidora de Cristo. Hay por lo menos tres clases de seguidores de Cristo. La primera clase consta de quienes han decidido seguir a Cristo, y le han pedido que perdone los pecados que han cometido, pero aún no han estudiado la Biblia, así que no entienden lo que significa seguir a Cristo.

La segunda clase de seguidores de Cristo consta de aquellos que aceptaron a Cristo y llegaron a ser seguidores de Él, pero a quienes aún los atraen mucho sus vicios pasados. Por ejemplo, todavía bien pudieran tener la tentación de beber alcohol a fin de olvidar sus problemas.

Ese primer y segundo tipo de seguidores de Cristo son aquellos de quienes escribió el apóstol Pablo cuando dijo: «No pude dirigirme a ustedes como a espirituales, sino como a inmaduros, apenas niños en Cristo. Les di leche porque no podían asimilar alimento sólido, ni pueden todavía».1 San Pablo estaba comparando a los seguidores de Cristo con bebés que aún necesitan leche y no son capaces de digerir comida.

El tercer tipo de seguidores de Cristo consta de quienes leen la Biblia y ponen en práctica sus enseñanzas en la vida diaria. Oran y se comunican con Dios personalmente con regularidad. La más alta prioridad en su vida es Dios, así que tratan de vivir tal como lo hizo su Hijo Jesucristo cuando anduvo en esta tierra. En todas las cosas, Cristo es el ejemplo que siguen.

Al parecer, usted pertenece al tercer tipo de seguidores de Cristo y quiere seguir su ejemplo. Examinemos entonces el ejemplo que nos dio Cristo. Él les dijo a sus seguidores: «Si el mundo los odia a ustedes, sepan que a mí me odió primero.»2 Cristo les estaba dando a entender que debían esperar que se les odiara en vez de sorprenderse de que así fuera.

Cristo se asoció con las peores personas y cenó con ellas.3 Él les explicó a sus seguidores que su propósito era darles a conocer la Buena Noticia del Evangelio a quienes estaban enfermos espiritualmente, y no a quienes disfrutaban de buena salud espiritual.4

¿Por qué estaban esas personas dispuestas a escuchar a Cristo, a cenar con Él y a estar en compañía suya? Porque Él les mostraba lo mucho que las amaba. De hecho, Él dijo: «Si se aman de verdad, entonces todos sabrán que ustedes son mis seguidores.»5 Cristo amó de palabra y de hecho, y eso fue lo que les enseñó a sus seguidores que hicieran: amar, esperar que se les odiara, y seguir amando. Ese es el ejemplo que nos dio Cristo.

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 1Co 3:1-2 (NVI)
2 Jn 15:18 (DHH)
3 Mr 2:15
4 Lc 5:31
5 Jn 13:35 (TLA)

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio