de 829
Caso 790

Hace cinco meses comencé a vivir con una nueva pareja, y él y yo no nos ponemos de acuerdo en cómo criar a su hija con mi hijo, que tienen cuatro y cinco años.

A veces, cuando él juega con mi pequeño, lo hace bruscamente... al punto de hacerlo llorar. Él no es así con su hija, y eso me causa malestar porque encuentro injusta la situación. Creo que mi pareja le tiene rabia porque mi hijo a veces se pelea con su hija por juguetes.... Siento que me abruma esta situación, y ya no sé qué hacer. He pensado incluso que fue un error la decisión que tomé de vivir con él.

Consejo

Estimada amiga:

Creemos que es prudente que esté preocupada por esta situación que está como resultado que usted y su hijo se vuelvan en contra de su compañero sentimental y la hija de él. Usted tiene lealtades divididas debido a que quiere proteger a su hijo y sostener una buena relación con su pareja al mismo tiempo.

Nos alegra mucho que esté preocupada por el bienestar de su hijo. Algunas madres hacen caso omiso de lo que más les conviene a sus hijos porque están resueltas a tener una pareja, sin que importe cómo afecta a sus hijos.

Después que se divorciaron mis padres, mi mamá decidió permitir que su compañero sentimental viviera en casa con nosotros. Finalmente se casaron, pero ni mi hermana, ni mi hermano ni yo le importábamos a ese hombre, ni siquiera después de que nos casamos. Él tenía un temperamento violento y era un alcohólico. Fue muy difícil tener que vivir bajo el mismo techo con él durante ocho años, y creo que a mi mamá le importaba más estar con él que el bienestar de sus propios hijos.

Es muy probable que su compañero piense que necesita «hacer más hombre» al hijo suyo. Tal vez crea que es un «niño mimado por su mamá», y que le conviene ser tratado con aspereza por un hombre. Pero como usted sospecha que él está desahogando el enojo que siente en su hijo, se ha vuelto una situación muy traumática y poco saludable para todos ustedes, así que recomendamos que haga lo necesario para ponerle fin a esta relación tóxica de inmediato.

Como tal vez sepa, nosotros creemos que los padres debieran esperar hasta que sus hijos hayan terminado la escuela secundaria antes de siquiera considerar sostener otra seria relación sentimental. Sus hijos formaron parte de su vida primero, así que esos hijos son su responsabilidad primordial. Cuando el padre o la madre tienen otra pareja, el bienestar emocional de los hijos casi siempre sufre, así que lo mejor es que se enfoquen en lo que necesitan los hijos hasta después de la adolescencia.

También creemos que son sabias las personas que siguen el plan de Dios de esperar hasta después de casarse para sostener una relación sexual. Esto evita que haya riesgo alguno de un embarazo indeseado antes del matrimonio, y contribuye a que la pareja se evite la excesiva presión emocional que implica una relación sexual.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio