de 583
Caso 582

He mantenido una relación sentimental durante diez años. Tengo tres niños. Mi relación no ha sido buena porque ha habido maltrato físico y verbal, hasta delante de mis hijos. Ya no quiero seguir en esta situación. Necesito una gran ayuda.

Consejo

Estimada amiga:

Sentimos mucho lo que usted ha estado sufriendo. En definitiva, podemos comprender por qué no quiere seguir en esa situación.

Siendo así, ¿qué impide que usted le ponga fin a la relación? Algunas razones comunes son la falta de recursos económicos, el temor de lo que pudiera suceder, y la vergüenza que pudiera sentir por lo que piensan los demás. También es común que la víctima de maltrato haya sido menospreciada y humillada por el agresor al extremo de que la víctima ya no se cree capaz de tomar buenas decisiones.

Todos esos son factores importantes que deben considerarse. Sin embargo, hay factores aún más amenazantes que usted debe tomar muy en serio. ¿Cómo sería la vida de sus hijos si usted muriera y ya no pudiera cuidarlos? A veces el agresor está a sólo unos pasos de convertirse en un homicida.

La situación actual en que se encuentra es triste para usted, pero es aún más triste para sus hijos. Cuanto más tiempo observen el maltrato que usted está sufriendo, más probabilidad hay de que piensen que es normal que esa violencia ocurra en el seno de un hogar, y por consiguiente lleguen a ser adultos que perpetren, o sean las víctimas de, violencia en su propio hogar. Estamos seguros de que usted no quiere que eso suceda.

Las leyes y las agencias de servicios sociales de cada país son diferentes, así que usted necesita investigarlas y luego visitar las oficinas de gobierno pertinentes. A pesar de que no está casada con ese hombre, es probable que un tribunal le exija a él que haga los debidos pagos de manutención por cada niño que procrearon ustedes dos. En muchos países, hay trabajadores sociales que la ayudarán si usted no cuenta con los recursos para contratar a un abogado.

Hay mucho que debe tener en cuenta, y eso sin duda es abrumador. Usted no puede hacerlo sola. ¿Tiene amigos y familiares dispuestos a ayudarla? Aun si los tiene, también necesita la fortaleza y la sabiduría que sólo Dios puede darle.

Dios no es un juez severo que está esperando castigarla por las formas en que usted ha quebrantado sus leyes divinas. Al contrario, Él es un amoroso Padre celestial que anhela tener una relación personal con usted. Él ya pagó el precio por sus pecados al enviar a su único Hijo, Jesucristo, para morir en la cruz. Ahora usted sólo tiene que aceptar lo que Cristo ha hecho en beneficio suyo y pedirle a Dios que la perdone en el nombre de Cristo. Ese nombre es la única llave que abre la puerta que conduce a una relación con Dios. Una vez que usted pase por ella, Él la guiará, ayudándola a saber qué pasos necesita dar de aquí en adelante.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio