11 dic 2018

«Navidad en el cielo»

por Carlos Rey

Cuando nació, Lysandra Kay Bencke padecía de parálisis cerebral, de modo que nunca pudo hablar ni caminar. El 25 de diciembre de 1997, cumplidos ya trece años, Lysandra sufrió un ataque severo que duró tres horas. El ataque la dejó en estado de coma, del que no despertó sino hasta pasados cinco días, cuando Dios se la llevó para estar consigo en su hogar eterno en el cielo.

En su memoria, su madre, Wanda Bencke, compuso un poema de consuelo, y se lo envió a muchos familiares y amigos de Lysandra con una tarjeta de Navidad tardía. Ellos, a su vez, hicieron circular el poema a través del ciberespacio, donde consoló a muchísimas personas de ahí en adelante1... incluso a Linda Finkenbinder antes de la Navidad del año 2015. Esa era la cuarta Navidad que Linda iba a pasar sin su querido esposo, el Hermano Pablo, con quien había estado casada durante setenta años. Fue tal el aliento que le infundió ese poema que, conteniendo las lágrimas, Linda grabó en su propia voz la versión original en inglés, su idioma natal, para consuelo de los familiares y amigos angloparlantes del Hermano Pablo. He aquí la traducción del poeta cubano Luis Bernal Lumpuy de aquel poema, titulado «Navidad en el cielo»:

Veo muchos arbolitos navideños
alrededor del mundo, que se encienden
como luces de estrellas en el cielo,
y refulgen brillantes en la nieve.

Es tan maravilloso el espectáculo
que limpien esas lágrimas les ruego,
porque esta Navidad la estoy pasando
feliz con Jesucristo aquí en el cielo.

Escucho villancicos muy queridos
por tantas personas que recuerdo;
mas no pueden compararse sus sonidos
con las voces de este coro navideño.

No puedo decirles con palabras
la alegría que causan esas voces;
no hay posible descripción humana
cuando el canto de los ángeles se oye.

Sé que están echándome de menos,
veo en su corazón cuánto dolor ahogado;
pero en realidad no estoy tan lejos.
¡No estamos para siempre separados!

En cuanto a mí, siéntanse contentos,
confiados de mi amor y mi cariño,
porque esta Navidad la estoy pasando
feliz con Jesucristo aquí en el cielo.

Le envié a cada uno un regalito
desde mi hogar en este sitio bello.
Le envié a cada uno un pedacito
inolvidable de mi amor eterno.

El amor, más que el oro, es un regalo
valioso que con nada se compara.
Fue lo más importante y elevado
en las historias que Jesús contaba.

Les ruego que se unan y se amen
como mi Padre dijo que lo hicieran.
Hay amor y bendiciones incontables
que Él tiene para ustedes en reserva.

¡De feliz Navidad disfruten todos!
Limpien esas lágrimas de duelo,
¡porque esta Navidad la estoy pasando
feliz con Jesucristo aquí en el cielo!

Dos Navidades después de grabar esos versos, se cumplió el ardiente deseo de Linda de reunirse con el Hermano Pablo. Ahora los dos esperan que cada uno de nosotros asegure la entrada al cielo, para poder algún día decir, junto con ellos: «¡Esta Navidad la estoy pasando feliz aquí con Jesucristo!»


1 Wanda Bencke, «Christmas in Heaven» (Navidad en el cielo) < https://www.comfort-for-bereavement.com/Christmas.html> En línea 19 julio 2018; Tracey Kelley, «Christmas in Heaven» (Navidad en el cielo) <https://christmas.lovetoknow.com/Christmas_in_Heaven> En línea 25 julio 2018; Lysandra Kay Bencke (5 mar 1984–30 dic 1997), Memorial No. 147225174, Cementerio Rose Hill, Condado Saline, Kansas, EUA <https://www.findagrave.com/memorial/147225174/lysandra-kay-bencke> En línea 25 julio 2018.