de 627
Caso 621

Durante cuatro años tuve una relación de noviazgo con una chica, pero en el último año le conté que deseaba seguir estudiando y preparándome con una maestría en administración y otra en estudios bíblicos. Eso la molestó bastante, hasta el punto de exigirme elegir entre ella y el estudio....

[Sin embargo,] después de un mes ella me dijo que Dios le había dicho que yo no era la persona correcta para ella, y que un amigo mutuo que le había estado escribiendo durante esos días sí lo era. Así que ella terminó la relación conmigo, y eso me dejó muy confundido y dolido.

Ya ha pasado un año, y todavía la sigo queriendo y me lastima verla a ella y a mi amigo. ¿Qué es lo que debiera hacer ante esta situación?

Consejo

Estimado amigo:

¡Cuánto sentimos el dolor emocional que está sufriendo aun después de que ha pasado todo un año! Era de esperarse que esa ruptura le doliera, pero suena como si también lo confundiera el hecho de que su ex novia le dijera que Dios le había hablado de una manera tan definitiva. Sin duda se ha preguntado por qué Dios no le dijo a usted lo mismo que se supone que le dijo a ella.

Antes de tratar sobre la voluntad de Dios, consideremos el ultimátum que le dio su ex novia. Ella le exigió elegir entre lo que usted quería y estaba convencido de que más le convenía, y lo que ella quería y pensaba que más le convenía. En otras palabras, ella quería manipularlo de modo que usted hiciera las cosas que deseaba ella, sin que importara si ese era realmente el mejor plan para su vida. Así que, en el momento preciso en que ella le exigió a usted que tomara esa decisión, le reveló que ella no era la mujer correcta para usted.

Muchas personas, al igual que su ex novia, están confundidas sobre cómo descubrir el plan de Dios para su vida. Con frecuencia toman decisiones basadas en sus emociones en lugar de lo que Dios pudiera querer para ellas. Hasta le informan a Dios lo que ellas ya han decidido, y luego esperan que Él lo apruebe.

¿Cómo podemos entonces oír la voz de Dios con relación a los pormenores de nuestra vida? El apóstol Pablo nos da la respuesta en una de sus cartas. Él dice: «No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.»1

¿Cómo podemos renovar nuestra mente para poder pensar como piensa Dios y comprender lo que Él quiere para nosotros?

Quisiera contarle acerca de quien ha sido mi mejor amiga durante más de cuarenta años. Hemos pasado incontables horas haciendo cosas juntas y también simplemente hablando. Si usted me preguntara acerca de sus gustos, yo podría, por lo general, darle la respuesta debido a lo bien que la conozco. Cuanto más estrecha es nuestra amistad, más sé lo que piensa ella.

Eso mismo sucede con relación a Dios y a su voluntad divina. Cuanto más cerca estamos de Él, más sabemos lo que Él quiere. Y la manera en que permanecemos cerca de Él es al comunicarnos con Él todos los días mediante la oración y la lectura de lo que Él ya nos ha dicho en la Biblia.

Nosotros creemos que la voluntad de Dios en cuanto a esa ex novia suya se ha revelado ya. Lo único que tiene que hacer usted es confiar en que Él sabe lo que hace.

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 Ro 12:2

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio