de 688
Caso de la Semana

Tengo treinta y cuatro años, y estoy casada. Mientras fui soltera, jamás tuve en mis planes ser madre porque los niños me causaban disgusto. Pero ahora soy madre de dos hijos.

Desde que nació mi hijo mayor, que ahora tiene tres años, siempre he tenido malos pensamientos en contra de él: si lo atropellan, si estoy con una tijera y puedo herirlo, o si le causo daño de cualquier otra forma.... Le pido perdón a Dios... pero siempre vuelvo a tener malos pensamientos contra mi hijo [a pesar de que lo] amo con locura. No sé si esto es normal.

Consejo

Estimada amiga:

Nos alegramos de que nos haya pedido consejo. Le rogamos que tome muy en serio lo que tenemos que decirle.

Aunque nadie tenga que ceder a la tentación, el ser tentado es normal. Todo el mundo es tentado de alguna manera. Los hijos son tentados a desobedecer a los padres. Por su parte, los padres, cuando se enojan, son tentados a castigar con demasiada severidad a los hijos. Y los ricos y los pobres por igual son tentados a ganar un poco más de dinero reduciendo la calidad de sus productos o malversando fondos.

¿Entonces cuándo deja de ser normal la tentación? Usted dice que ama con locura a su hijo. Eso es lo que usted piensa conscientemente. Pero ese amor no concuerda con la tentación que siente de hacerle daño, que forma parte de su mente inconsciente. Es como si en su cerebro hubiera una guerra librándose entre lo consciente y lo inconsciente. Para poder resolverse, esta clase de guerra requiere ayuda profesional. Usted no puede resolverla sola.

El hecho de que no deje de sentir esa tentación, pese a lo mucho que desea que no vuelva, indica que la guerra dentro de usted es muy seria y peligrosa. Nos preocupa que el estrés o las circunstancias pudieran darle una ventaja a su inconsciente, de modo que hiciera lo que siente la tentación de hacer, a pesar de que ese pensamiento la espanta.

Sus hijos corren peligro, y también corre peligro el bienestar y el futuro de usted. Es preciso que haga una cita de inmediato para una consulta psiquiátrica. Los psiquiatras son médicos que se especializan en ayudar a personas que no pueden ayudarse a sí mismas debido a problemas complejos.

Usted ha hecho lo correcto al pedirle a Dios que la perdone por todo lo malo que haya hecho. El ser tentada no es algo que pueda controlar, así que Dios no la condena por las tentaciones. Pero si usted llegara a ceder a cualquier tentación y la llevara a cabo, con eso en definitiva pecaría contra Dios.

Si bien Dios tiene el poder para curar milagrosamente toda enfermedad, la mayor parte del tiempo Él espera que consultemos a los médicos y hagamos lo que podamos nosotros mismos en beneficio propio. Le imploramos que busque ayuda psiquiátrica tan pronto como sea posible y que se someta al tratamiento que se le prescriba.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio