de 707
Caso 705

Hace como dos meses y medio conocí a mi novio, y todo era muy lindo. Pero su actitud cambió repentinamente, y desde entonces me ha tratado muy mal. Me dijo que iba a cambiar, pero ahora... me echa la culpa de todo lo que pasa, aun cuando yo considero que no he hecho nada malo. Quiero entenderlo porque lo quiero.... Quisiera que me dieran un consejo de cómo actuar para hacerle entender a él que está procediendo mal.

Consejo

Estimada amiga:

Lamentamos lo que le está sucediendo. Sin embargo, usted nos está pidiendo algo imposible. En este caso, así como en muchos otros casos, no hay nada que uno puede hacer para lograr que otra persona reconozca lo distorsionado que es lo que está pensando. No hay palabras mágicas, ni estrategias ni fórmulas secretas que consigan que su novio cambie, a menos que y hasta que sea él quien esté pidiendo el consejo. Cada vez que usted le diga que él necesita cambiar, él rechazará la sugerencia y le echará la culpa por no aceptarlo tal como él es. A juicio de él, usted tendrá la culpa de que él no es feliz.

En nuestro cerebro, inconscientemente sostenemos un diálogo con nosotros mismos acerca de todo lo que ocurre. En realidad, algunas cosas simplemente suceden, y nadie tiene la culpa, pero los que tienen una frágil autoestima culpan a los demás antes de que alguien pueda culparlos a ellos. En todo lo que ocurre, determinan si ellos mismos tienen o no tienen la culpa, y no conciben que a veces nadie la tenga. Con frecuencia no están dispuestos a reconocer que la culpa la tienen ellos sino hasta después de un conflicto de monto mayor, y aun cuando eso suceda, no hacen más que sentir lástima de sí mismos. Por consiguiente, alguna otra persona debe tener la culpa de todo lo que les sucede.

Dicen: «Me resbalé y caí; es obvio que alguien dejó algo resbaladizo en el piso.» «Se me olvidó que tenía una reunión importante; alguien me distrajo.» «Me picó un moquito; ¿por qué me pediste que saliera de la casa?» «Se me cayeron algunos platos; no debieron haber estado tan sucios y tan difíciles de sujetar.» «Se me perdió mi teléfono móvil; alguien debió de habérmelo quitado.» «Me perdí; alguien me dio mal la dirección.»

En sólo diez semanas, usted ha llegado a ser la responsable de todo lo malo que le sucede a su novio. Para él es muy conveniente siempre saber que usted tiene la culpa de todo. Eso a él le está dando buenos resultados, así que no espere que cambie.

¿Recuerda a Adán y Eva, las primeras personas a las que Dios creó? Cuando Dios le preguntó a Adán por qué comió la fruta prohibida, Adán estaba listo con la respuesta. Dijo: «La mujer que me diste por compañera me dio de ese fruto, y yo lo comí.»1 Con eso Adán estaba diciendo: «Señor, si tú no me hubieras dado por compañera a esta mujer, yo no habría pecado. En realidad, la culpa la tienes tú, Señor.»

Usted dice que ama a su novio, pero él hace que se sienta infeliz y frustrada en vez de hacer que se sienta feliz y apreciada. Si usted opta por quedarse con él, debe esperar sentirse infeliz y frustrada por el resto de su vida.

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 Gn 3:12 (NVI)

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio