de 638
Caso 620

Después de enterarme de que mi mamá me había ocultado que el hombre que me crió no era mi papá biológico, mis padres me prohibieron que lo buscara. Yo siento que necesito conocerlo, ya que nunca he sentido que tengo un padre. Mi hermana no me quiere porque no soy de ese matrimonio.

Pienso que tengo el derecho de conocerlo, pero mi papá adoptivo dice que yo tendré la culpa si a mi mamá le pasa algo por el disgusto que le pueda ocasionar. Necesito que me aconsejen.

Consejo

Estimada amiga:

Sentimos mucho el rechazo que siente de parte de su hermana. Ella no comprende que no es necesario que las familias que se aman estén emparentadas biológicamente. Eso se debe a que, por lo general, la adopción crea un vínculo que es tan fuerte como una relación biológica.

Sin embargo, suena como si la relación que usted tiene con su padre adoptivo no ha sido de lo mejor, aunque usted no dice por qué. Si él la ha tratado de alguna manera diferente de la que trata a su hermana, usted sin duda lo hubiera mencionado. Y si él la ha desatendido o maltratado, es probable que usted también mencionara eso. Así que vamos a suponer que usted ha recibido el trato debido, excepto la manera como han abordado el asunto de su padre biológico.

Nosotros estamos convencidos de que nunca se les debe mentir a los hijos adoptados. La adopción no es un tema vergonzoso ni despreciable. A los hijos que son adoptados les irá mucho mejor si lo saben aun antes de tener la edad necesaria para comprender lo que eso significa. Los padres deben decirles a sus hijos adoptivos que los querían a tal grado que optaron por ser sus padres para siempre.

Lamentablemente ya es demasiado tarde para usted debido a que sus padres decidieron no decírselo en su infancia. La decisión que ellos tomaron es inalterable no obstante lo mucho que pueda dolerle a usted ahora. Es muy probable que tuvieran una buena razón para no querer que usted conociera a su padre biológico. Él tal vez sea un drogadicto o un delincuente. O, sin haberla conocido, él pudo haber decidido que no quería tener un hijo o una hija. Sus padres pudieran estar tratando de evitar que usted sufra porque tienen muy buena razón para creer que él no haría más que rechazarla.

Mujeres como usted nos han contado por escrito que han tenido éxito en la búsqueda del padre biológico. Quisiéramos poder informarle que eso resultó bien para ellas. Puede enterarse de lo que les sucedió si lee los Casos 244 y 313.

Así como sus padres no pueden cambiar el pasado, tampoco usted puede lograrlo. No puede darse a sí misma la infancia que desearía haber tenido. Pero sí puede sentir alivio para el dolor en su corazón si acude al Padre que ha permanecido a su lado desde antes que usted naciera. Dios, que es su Padre celestial, la ama más de lo que puede imaginarse. Él quiere darle paz para llenar el vacío que usted siente, y darle la sabiduría para saber si buscar o no buscar a su padre biológico.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio