de 823
Caso 797

Tuve una hija con mi exesposa. Me divorcié de ella por malos tratos y humillación.... Ya ella tenía cuatro hijos, y traté de darles lo que pude; pero eran adolescentes y nunca me aceptaron.... Me hicieron la vida imposible, al extremo de que uno de ellos me pegó una trompada. Mi exmujer me clavó un cuchillo en el brazo.

Desde hace dos años no he podido ver más a mi hija porque la mamá no deja de inventarse cosas con las que me denuncia. Estoy muy mal por no ver a mi hija. ¿Qué hago?

Consejo

Estimado amigo:

¡Cuánto sentimos lo que usted está sufriendo! Por supuesto, sabemos que hay detalles que no nos ha contado, pero vamos a suponer que usted nunca maltrató a su esposa ni a ninguno de sus hijos.

También damos por sentado que, cuando obtuvo el divorcio, usted dejó constancia de los pormenores del maltrato que sufrió de parte de ella. De ser así, entonces ese documento serviría de evidencia que pudiera presentar en una disputa por la custodia de su hija.

Ahora bien, si usted no dejó constancia del maltrato al divorciarse, entonces es probable que sea una cuestión de la palabra de ella contra la suya. Aun así, usted tiene todo el derecho de solicitarle al juez que le conceda visitas programadas con su hija. A no ser que haya sido abusivo o negligente usted mismo, está mal que su exesposa no permita que usted y su hija se vean.

Sin embargo, esto nos lleva a hacerle la difícil pregunta: ¿Ha estado usted aportando al sustento económico para su hija? Así como usted tiene el derecho de verla, también tiene la obligación de contribuir a solventar los gastos en que ella incurra. Si no lo ha estado haciendo hasta ahora, le recomendamos que comience a enviarle dinero con cada pago del sueldo que recibe. Mantenga un registro de cada cuota que envía por si fuera necesario probarlo en el juzgado.

Nosotros no somos abogados, y no conocemos las leyes vigentes en su país. Usted necesita consultar a un abogado para enterarse de todas las opciones, los derechos y las responsabilidades que le corresponden.

Sabemos que ama mucho a su hija y que anhela pasar tiempo con ella. Siente un dolor en el corazón que sólo su hija puede aliviar. Ese es un ejemplo cabal de lo mucho que Dios, nuestro Padre, nos ama a cada uno en particular. Lo cierto es que Él siente un dolor en su corazón divino que sólo puede ser aliviado si usted cultiva una relación personal con Él, como ya hemos hecho nosotros. Usted no tiene que ser una persona virtuosa o santa, ya que ninguno de nosotros lo somos. Todos somos pecadores, y todos necesitamos el perdón que se obtiene cuando le pedimos a Dios que perdone nuestros pecados en el nombre y por el poder de su Hijo Jesucristo.1 Su Padre celestial lo ama tal y como usted ama a su hija.2 Le animamos a que le responda a Él de la misma manera en que desea que su hija le responda a usted.

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 Ro 3:23; 1Jn 1:9
2 Mt 7:11; Jn 3:16

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio