de 821
Caso 773

Tengo doce años de casada y un solo hijo. Con mi esposo éramos felices hasta que él conoció a una vecina. Ahora se la pasa sólo con ella y a mí no me atiende. Se ha vuelto tan frío conmigo que siento que ya no le importo.

Yo lo amo, pero ¿qué puedo hacer para que él cambie? Ya no nos escucha. Mi hijo y yo nos sentimos solos. Necesito un consejo. No me gustaría dejarlo nunca.

Consejo

Estimada amiga:

La felicitamos por considerar su matrimonio un compromiso inquebrantable. Usted dice que nunca quisiera dejar a su esposo, y eso nos demuestra que está dispuesta a afrontar cualquier situación en vez de darse por vencida, como harían algunas personas.

Debido a que omitió tantos pormenores, no podemos darle un consejo específico. No sabemos hace cuánto tiempo su esposo comenzó a pasar mucho tiempo con la vecina, si hace algunas semanas o algunos años, ni si la vecina es mucho mayor que él. Y por si eso fuera poco, no sabemos a qué se dedican durante ese tiempo su esposo y la vecina, si viendo programas deportivos con la vecina y con el esposo de ella, ni si ella es una viuda que necesita ayuda con las reparaciones de la casa.

Usted insinúa que su esposo siente una atracción romántica hacia la vecina, pero no estamos seguros de que así sea. Pudiera ser que usted quiere más bien que su esposo la incluya en todas sus actividades, por lo que no está celosa de esa relación sino de lo que hace él con el tiempo que tiene. O tal vez sea que usted cree que su esposo está descuidando a su hijo al ayudar a otra persona en vez de ayudar a su propia familia.

Usted quiere que su esposo cambie y que nosotros le digamos cómo cambiarlo. Pero eso es imposible. Ninguna persona puede cambiar a nadie sino sólo a sí misma.

No sabemos cómo está usted afrontando este conflicto, pero más vale que no ataque a su esposo con palabras cada vez que él esté en casa. Si usted se queja y lo regaña y amenaza, eso hará que él se mantenga alejado. Uno de los proverbios del sabio Salomón dice: «Es mejor vivir en un rincón de la azotea, que en casa grande con mujer regañona.»1

Usted necesita un consejero profesional que, después de conocer todos los pormenores del caso de parte suya, pueda aconsejarle, junto con su esposo, cómo mejorar su matrimonio. Es probable que ambos necesiten hacer algunas cosas de una manera diferente a fin de fortalecer su relación y crear un hogar más estable para su hijo.

Nosotros creemos que Dios no sólo está interesado en lo que usted está sintiendo, sino que también quiere ayudarle a mejorar su matrimonio. Así que le recomendamos que le pida en oración que le ayude al dar los próximos pasos.

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 Pr 21: 9 (PDT)

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio