de 613
Caso 608

Tengo diecinueve años. Hace varios años conocí a un hombre en Facebook.... En ese tiempo hablaba no solo con él sino con muchos hombres. Salía con ellos, los ilusionaba, les mentía y los usaba....

Tomé la decisión de dejar a mi familia (mintiéndoles que iba a estudiar y trabajar) para poder juntarme con él.... Ahora que vivo con él, ¡se enteró por mi mamá de todo lo que hice en mi pasado porque ella quería estar segura de que él me aceptaba con todo y errores!

Aún ahora... continúo buscando a mis ex y hablándoles.... Ayúdenme a poder ser diferente y... ser feliz.

Consejo

Estimada amiga:

La felicitamos por reconocer que no ha sido sincera y que ha usado a hombres para lograr sus propios fines. Tiene razón en que, para ser feliz, tendrá que ser diferente en su manera de vivir.

Sin embargo, para ser diferente en su manera de vivir, primero tiene que ser diferente en su manera de pensar. Nosotros creemos que usted no es feliz ni es sincera porque tiene defectos en su manera de pensar. Es obvio que cree que los hombres la llevarán a ser feliz, y que, cuantos más hombres haya, más feliz será. Por eso mantuvo varias relaciones al mismo tiempo en el pasado, y ahora anda en busca de ex novios además del novio con el que está viviendo.

Cuando hay varios hombres involucrados, usted los oculta el uno del otro. Por lo general, eso requiere que les mienta y los manipule. También requiere que oculte su verdadero ser y evite que algún hombre de veras la conozca. Esa manera de escapar de la intimidad emocional impide que cultive relaciones satisfactorias, lo cual contribuye a que no sea feliz.

Cuando Dios creó al primer hombre y a la primera mujer, determinó que el matrimonio sería la relación ideal para lograr la intimidad emocional y física. Desde entonces, el hombre y la mujer que se prometen fidelidad mediante sus votos matrimoniales, y luego cumplen con esos votos y esas promesas, poseen un potencial ilimitado para esforzarse por lograr la felicidad y la satisfacción.

La Palabra de Dios, que es la Biblia, nos enseña cómo vivir de una manera que conduce a la felicidad y al contentamiento. En los Diez Mandamientos hay algunas reglas fundamentales. Pero como ninguno de nosotros es perfecto, todos hemos quebrantado esas reglas, tal como lo ha hecho usted. Gracias a Dios, Él nos ama tanto que está dispuesto a perdonarnos. Le recomendamos que lea el Caso 569 para descubrir cómo puede ser perdonada y cómo comenzar de nuevo en cuanto a sus creencias y decisiones.

Le instamos a que busque ayuda profesional. Un consejero puede ayudarla a identificar pensamientos equivocados como los que ha estado teniendo. Mientras tanto, creemos que debe separarse de su novio y de todos los demás hombres con los que está comunicándose. Tome un descanso de todo hombre con el fin de poder dedicarle tiempo a sus estudios, o a su trabajo o a las relaciones con su familia y con sus amistades. Esfuércese por ser auténtica y sincera con toda persona. Si miente sin pensarlo, pida disculpas y corrija el error. Conviértase en una mujer que no tiene nada que ocultar y que es capaz de reconocer y valorar la sinceridad y la integridad en los demás.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio