de 499
Caso 496

Conocí a una señorita hace dos años, y empezamos una relación.... Ahora que tenemos planes de matrimonio, ella me dice que cada quien puede ir a la iglesia de su religión y [practicar] lo que [aprendamos], respetando las creencias del otro.... Ella siente que yo no respeto sus creencias, sino que las ataco, y ya no quiere escuchar ni tener más conversaciones acerca de la religión. Dice que quiere tener un matrimonio neutral respecto a la religión.... Esta propuesta no me da paz; sin embargo, la amo, y no sé si deba seguir con ella.

Consejo

Estimado amigo:

Es muy prudente de su parte reconocer que este conflicto es muy importante en su noviazgo. Toda pareja debiera conversar acerca de su futura relación con Dios, a qué iglesia asistirán, y cómo y qué les enseñarán a sus hijos. Es lamentable que ustedes ya hicieron planes para casarse antes de darse cuenta de lo seria que es esta diferencia entre los dos.

El noviazgo debiera ser una etapa en la que se descubren las prioridades de cada cual, cómo trata la otra persona a los demás, qué cree acerca de Dios, en qué gasta su dinero, y si tiene entereza de carácter e integridad. Antes de tomar la decisión de casarse, es de vital importancia estar de acuerdo en todos esos aspectos de la vida.

Su novia quiere tener un matrimonio neutral en cuanto a la religión. Muchas personas consideran que ese deseo es razonable.

Para poder ser neutral en lo que respecta a Dios, su novia tendría que negar que la Biblia es la verdad. O tal vez ella considere aceptable mezclar ciertas páginas de la Biblia con páginas de los libros sagrados de otras religiones. O bien pudiera estar a favor de ignorar por completo los libros sagrados de todas las religiones, incluso la Biblia. Muchas personas estarían de acuerdo con esa idea. No les gusta tener una guía acerca de cómo vivir.

Algunas religiones, sin embargo, enseñan que el matar a quienes tienen creencias diferentes de las nuestras es algo honorable. Hasta creen que Dios recompensa a los que cometen actos terroristas o se suicidan al hacer estallar sus bombas. Para ser neutral respecto a la religión, su novia tendría que aceptar que esas creencias son tan válidas como lo son todas las demás acerca de Dios. Sin embargo, si ella cree que algunas religiones tienen la razón mientras que otras no la tienen, entonces en realidad no es neutral.

Quienes creen en el Dios de la Biblia interpretan y enseñan de diferentes modos las Sagradas Escrituras. Por eso hay tantas Iglesias que creen en Dios y en la Biblia. Nosotros creemos que Dios envió a su Hijo Jesucristo para morir por nuestros pecados y ofrecernos el perdón en su nombre. Los que aceptan el perdón de Dios y viven conforme a sus enseñanzas irán al cielo cuando mueran.1

Sin embargo, algunos niegan que sea necesario pedirle a Dios que perdone sus pecados. Creen que Cristo se llevará a todas las personas buenas al cielo. Otra creencia común es que únicamente los que hacen buenas obras y penitencias pueden ganarse la entrada al cielo. Y otros creen que a Dios solamente le importa si obedecemos determinadas reglas y tradiciones.

Lo que creemos marca una diferencia en la manera como vivimos. Influye en lo que valoramos y cómo invertimos el tiempo y el dinero. El hecho de que usted y su novia no comparten las mismas creencias acerca de Dios quiere decir que no tendrán las mismas prioridades, los mismos valores o las mismas metas en la vida.

Si usted opta por seguir cultivando esta relación, debe esperar tener conflictos toda la vida. Y debe esperar que los conflictos se intensificarían si usted y su futura esposa llegaran a tener hijos. ¿Es esa la clase de vida que desea tener?

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 Jn 3:16; 14:2-3; Ro 3:23; 6:23; 1Jn 1:9

Información en este sitio