de 464
Caso 440

Hace un año tuve una relación con una chica. Nos íbamos a casar, pero todo se echó a perder. Yo sufrí tanto que hasta el día de hoy tengo temor de volverme a enamorar, por lo cual sigo soltero.

La cosa es que ahora sólo me atraen las adolescentes de doce hasta dieciséis  años de edad. Sé que no debo enamorarme de niñas, pero estoy enamorado de [una que] tiene trece, y yo treinta y tres, y sin embargo la amo aun ahora que siento que ella no me ama.

Consejo

Estimado amigo:

Nos alegramos mucho de que nos haya consultado su caso. Tiene razón al decir que no debe enamorarse de niñas, así que ya sabe que los deseos que usted tiene no concuerdan con lo que reconoce que es moralmente correcto.

Es casi seguro que su lamentable experiencia romántica y la ansiedad que le ha producido lo han debilitado emocionalmente. En su débil condición, ha llegado a pensar que una forma de tener una relación romántica de poco riesgo, sin correr el peligro de volver a ser herido, es centrar su atención en menores de edad. Éstas son crédulas y vulnerables, de modo que parecen presas más fáciles y «seguras». Tienen el cerebro en vías de desarrollo, así que con frecuencia toman decisiones imprudentes. Las emociones que usted siente lo han llevado a juzgar que esas cualidades son deseables. Los pensamientos que tiene usted son irracionales, y los pensamientos irracionales bien pudieran resultar en conducta irracional. Pero en este caso esa conducta estaría en conflicto con lo que usted sabe que es lo correcto.

Las emociones que usted siente lo están engañando. Están amenazando con dominar su capacidad de razonar y su conciencia. ¡Nunca jamás debemos permitir que nuestras emociones rijan en las decisiones que tomamos! Simplemente no podemos fiarnos de ellas. Las emociones hacen que las personas tomen muy malas decisiones todos los días. El enojo, la amargura, el temor y la soledad pueden resultar muy pronto en vidas arruinadas cuando esas emociones se apoderan de la toma de decisiones.

Usted necesita buscar ayuda profesional para salvarse de la tiranía de sus emociones. Decir que está enamorado de una niña de trece años equivale a admitir que corre peligro de tomar algunas decisiones desastrosas. Los que piensan que están enamorados son capaces de cometer estupideces. Le rogamos que busque ayuda antes que sea demasiado tarde.

Con la ayuda adecuada, usted puede vencer el temor que le causan las mujeres de su misma edad y explorar el verdadero sentido del amor. Descubrirá que el amor es mucho más que la atracción física y el capricho, y encontrará que la confianza, la comprensión, la amistad, las metas compartidas y los valores afines son las cualidades que importan en una relación entre personas iguales.

No será fácil, pero usted tiene un Padre celestial que desea ayudarlo. Él lo amó tanto que estuvo dispuesto a sacrificar a su único Hijo para que usted pudiera formar parte de su familia. Pídale que le perdone sus pecados para que usted pueda cultivar la relación más importante de su vida. Con la dirección y el apoyo de Dios cada día, usted puede esforzarse por obtener lo que de veras desea: el compañerismo y la felicidad.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Información en este sitio