de 461
Caso 369

Tuve relaciones prohibidas con un hombre casado de las que salí embarazada, y aborté porque no quise que mi familia se enterara. Eso me tiene hasta hoy en día con remordimiento.... Tengo un cargo de conciencia, y estoy pasando por un cuadro de angustia y ansiedad.... Quiero que me ayude, ya que tengo una pequeña de diez años a quien estoy perjudicando con mi estado de ansiedad y angustia.

Consejo

Estimada amiga:

La felicitamos por pensar en el bienestar de su hija aun durante la prueba difícil por la que usted está pasando. Comprendió muy tarde que el aborto no era una buena opción, y en el proceso perdió a ese hijo para siempre. Sin embargo, le queda la oportunidad de mejorar las cosas para la hija que aún tiene.

Muchas mujeres sufren de un remordimiento terrible luego de haberse practicado un aborto. Lloran esa pérdida por años, pero el remordimiento es hasta peor que la pena que sienten. Por supuesto, les remuerde la conciencia, tal como le ha remordido la suya. Ellas saben, al igual que usted, que sus hijos pudieron haber vivido, y en lugar de eso aquellos bebitos jamás tendrán la oportunidad de tomar un solo aliento.

Aunque nunca dejara usted de sentir el dolor de esa pérdida, Dios está dispuesto a perdonarla debido a que su Hijo Jesucristo murió en la cruz a fin de llevar el castigo por todo el pecado suyo (como también el mío). Sin embargo, eso no es algo automático. Usted debe pedirle perdón a Dios en oración, con arrepentimiento sincero. Cuando lo haga, Dios verá su corazón y la perdonará. Juan el apóstol lo expresó de este modo: «Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.»1

Nos es difícil comprender que Dios esté dispuesto a perdonarnos aun cuando nuestro pecado parece ser demasiado terrible para alcanzar su gracia. Pero a los ojos de Dios, todo pecado nos separa de Él, así que el pecado suyo no la separa a usted de Él más que ningún otro pecado. Si lee las Sagradas Escrituras y aprende más acerca de Dios, se dará cuenta de que Él quiere perdonarla y desea cultivar una relación personal con usted.

El trauma después del aborto, al igual que otros traumas emocionales y físicos, puede afectar de manera negativa a nuestros hijos si no tenemos mucho cuidado. Le recomendamos que busque un grupo de apoyo para quienes sufren de la pérdida de un ser querido. El tener un lugar donde hablar sin temor acerca de lo que está sintiendo le ayudará a poner a un lado esos sentimientos cuando está interactuando con su hija.

Asegúrese de no agobiar a su hija con el peso de su ansiedad y tristeza. Resuelva mostrar interés en los amigos y en la vida diaria de la niña, y disfrute de la relación que está cultivando con ella. Participe en sus actividades aun cuando no sienta que puede hacerlo. En cuestión de años ella será una adolescente, y con frecuencia es mucho más difícil la relación durante esos años de la adolescencia. Determine que va a aprovechar este momento para formar un vínculo más estrecho con ella, antes de que sea demasiado tarde.

Usted cometió un grave error con un hijo, pero eso ya no tiene remedio. Esfuércese más bien al máximo para darle lo mejor de sí misma a la hija que tiene.

Que la paz de Dios la acompañe,

Linda
____________________
1 1Jn 1:9

Información en este sitio