de 338
Caso 201

Tenía quince años cuando conocí a mi verdadero padre. Mi madre se reencontró con él, y se casaron. Yo lo acepté, y todo parecía ir bien....

Pero pasadas unas semanas mi madre y él discutieron, y mi madre me mandó a dormir sola con mi padre donde él se había mudado. Una noche él empezó a tocarme como si yo fuese una mujer para él. Me quise negar, porque yo no estaba de acuerdo con su comportamiento, y me dijo que Dios quería que nosotros [fuéramos] uno solo uniendo nuestros cuerpos, y [que] lo que hacía no era malo. Desde esa noche, todas las noches me molesta y, si yo no me dejo tocar, al otro día amanece molesto conmigo y ha llegado a golpearme. Mi madre observa todo y no dice nada....

Le he pedido a Dios que mi padre cambie porque no quiero irme de mi casa, ya que somos pobres y mis hermanos necesitan de mi ayuda. ¡Por favor, necesito un consejo!

Consejo

Estimada amiga:

Tu situación me parte el corazón. Los adultos en tu vida te han engañado de la manera más vil. Te han enseñado con su conducta que lo malo es bueno y que no puedes confiar ni siquiera en quienes afirman que te aman más que nadie.

Me has pedido un consejo. ¿Estás dispuesta a seguir mis recomendaciones? No será fácil, pero será lo correcto. Y será lo correcto también para tus hermanos.

El comportamiento de tu padre es mucho más que incorrecto. Es delictivo, inmoral y despreciable. En casi todo país hay leyes que castigan lo que él está haciendo. A los hombres que abusan de los niños se les llama pedófilos, y lo que tu padre está haciendo contigo es incesto.

Debes contárselo a un adulto fuera de tu familia. Si tu escuela tiene una psicóloga o una consejera, díselo a ella. Si no, díselo a un médico. Y si no puedes decírselo a un médico, entonces ve a una estación de policía y díselo a la policía. Es probable que tu padre haya abusado de otras niñas, y tal vez esté abusando de tus hermanos. Tienes que protegerte a ti y proteger a otros al contar tu secreto de inmediato a alguien en quien puedas confiar.

Tu padre también te está mintiendo. Dios no quiere que tengas una relación sexual con nadie salvo con tu futuro esposo, y eso sólo después de casados. Las Sagradas Escrituras tratan sobre el unir tu cuerpo con el de tu esposo y llegar a ser uno con él.1 Tu padre está torciendo y pervirtiendo la verdad y confundiéndote por lo egoísta que es. Si tu madre sabe todo lo que está pasando, como das a entender, entonces seguramente está negándose a protegerte debido a que tiene mucho miedo. Él la ha confundido a ella también.

Acepta, por favor, mi consejo, y busca ayuda de parte de un adulto. Esta clase de secreto es destructivo para toda tu familia. Tú no has hecho nada de lo que debas avergonzarte ni sentirte culpable; así que no tengas miedo de decírselo a alguien. Es igual que si alguien te hubiera robado dinero. Sólo que, en lugar de dinero, te despojó de tu confianza, de tu inocencia y de tu seguridad. Esas cosas tienen más valor que cualquier cantidad de dinero.

Te deseo lo mejor,

Linda
____________________
1 Mr 10:8

Información en este sitio