de 460
Caso 145

Soy una joven soltera.... Conocí a un chico hace un año... y un día acepté salir con él.... Llevábamos apenas una semana saliendo cuando él me pidió que tuviéramos relaciones, pero yo no acepté. Entonces él se enojó. Me dijo que yo era una egoísta, inmadura, y me dio a entender que si quería seguir con él, tendría que hacerlo.

Yo... no sé qué hacer. Tampoco lo quiero perder. Siempre he estado sola esperando que llegue esa persona, pero tampoco estoy segura de lo que siento por él.... A veces me desespero. Pienso que me voy a quedar sola.

Consejo

Estimada amiga:

Nos alegramos de que nos haya pedido consejo. Esperamos que no sea demasiado tarde para ayudarle a decidir qué le conviene hacer.

Comprendemos que se sienta desesperada y que tenga temor de quedarse soltera. Parece que prefiere estar con un bravucón al que no le interesa lo que usted siente que quedarse soltera.

No es de extrañarse que la insulte y que le diga que usted es egoísta e inmadura. Eso es lo que hacen los abusadores cuando no se salen con la suya. Tampoco es sorprendente que la amenace con dejar de ser su novio. Las amenazas son otro método que emplean los abusadores para manipular a sus víctimas.

En este momento le parece a usted que si sólo accede a sus demandas, la relación que tiene con él estará segura. Pero de lo que usted no se ha dado cuenta es que esa es la manera en que él se portará cada vez que no estén de acuerdo. Si usted accede esta vez, será sólo el principio. Hay millones de mujeres que han caído en esa misma trampa, y quisieran tan sólo poder retroceder en el tiempo y deshacer esa mala decisión inicial, pero ahora se encuentran en un callejón sin salida, con hombres que las presionan y las maltratan.

El apóstol Pablo escribió un capítulo famoso en la Biblia acerca del amor. En el versículo 5, él dice que el amor «no se comporta con rudeza, no es egoísta, no se enoja fácilmente, no guarda rencor».1 Según esa definición bíblica, su novio está probándole que no la ama cuando le falta al respeto al tratar de obligarla a hacer lo que usted no quiere. Está demostrando que no la ama cuando insiste en su propia satisfacción, se enoja con facilidad, y le recuerda constantemente lo que usted no ha hecho para complacerlo.

Dios dispuso que la expresión física del amor mediante el sexo fuera compartida entre un hombre y una mujer que se quieren lo suficiente como para comprometerse el uno con el otro en matrimonio. Un hombre que la ame respetará los deseos que usted le manifieste y esperará hasta después de la boda para estar unido a usted físicamente.

¡Le rogamos que no eche a perder su vida con ese tipo! ¡Rompa con él hoy mismo!

Le deseamos lo mejor,

Linda y Carlos Rey
____________________
1 1Co 13:5

Información en este sitio