de 461
Caso 407

De pequeña sufrí abuso sexual por dos familiares, un primo y un tío político.... Ahora las acciones del degenerado [de mi tío] lo han seguido, y ha sido denunciado por las mamás de unas niñas....

Mi dilema es si debo decirle a mi madre. Es que ella ha sido llamada como testigo, y me gustaría que sepa la verdad, ya que lo defiende a capa y espada.... Tengo miedo de que, por haber callado tanto tiempo, no me vayan a creer. ¡Ayúdeme, Linda! Pronto será la audiencia, y no sé qué hacer. No quiero que me odie mi familia por señalar esto hasta ahora.

Consejo

Estimada amiga:

¡Cuánto sentimos el abuso que sufrió y que tuvo temor de contárselo a quienes pudieron haberla ayudado! Pero, como niña, usted estaba confundida y no sabía qué hacer. Usted no tuvo la culpa de eso, como tampoco del abuso del que fue víctima.

Ahora, como adulta, usted sí comprende; ya no está confundida. Sabe lo que tiene que hacer, aunque algunos de sus familiares no comprendan, y a pesar de que su mamá sufrirá al enterarse.

Si usted optara por no decir nada y su tío se saliera con la suya luego de haber abusado de esas niñas, como sucedió cuando abusó de usted, él seguiría abusando de otras niñas. Y si eso ocurriera, usted se sentiría culpable por no haber revelado su secreto, y se sentiría responsable por no haber evitado que siguiera haciéndoles daño a niñas indefensas.

No es justo que, además de ser una víctima, usted tuviera que soportar confrontaciones negativas con familiares que ignoran la maldad que su tío está perpetrando. Cuando le pregunten por qué no delató el abuso cuando sucedió, no tiene que darles más que esta respuesta: «Yo no era más que una niña.» Si deciden que no le van a creer, están en la libertad de hacerlo. Pero usted no tendrá por qué sentirse culpable o responsable. Habrá hecho lo correcto.

El Maestro de Eclesiastés escribió que hay «un tiempo para callar, y un tiempo para hablar».1 ¿Cómo podemos saber cuándo es el tiempo para callar, y cuándo es el tiempo para hablar? Si bien muchos hacen alarde de nunca ser «soplones» con relación a sus amigos, el factor determinante para denunciar un mal debe ser si el no denunciarlo pudiera causarle daño a alguien. En el caso de su tío, no hay duda alguna de que habrá niñas lastimadas si usted guarda silencio. Por eso, pídale a Dios que le dé sabiduría en cuanto a cómo decírselo a su mamá, pero hágalo de inmediato. Pídale también a Dios que le dé fuerzas para soportar todo lo que ha de venir, pero tenga siempre presente que usted está haciendo lo correcto.

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 Ec 3:7

Información en este sitio