de 472
Caso 276

Mi novia y yo tenemos intenciones de casarnos, pero ella me pregunta que dónde viviremos, y me dice que con mi sueldo no nos alcanza, pues le gustaría tener un departamento y un carro. Yo le digo a ella que podemos tener todo eso si ambos luchamos por lo que queremos. Y ella me dice que yo tengo que encargarme de todo, y que ella puede ayudarme con una parte....

Pienso que me dice todo eso porque ella ayuda económicamente a su familia con una gran parte de su sueldo, y su madre siempre dice que pensemos bien las cosas con respecto al matrimonio.... A veces pienso que su mamá lo dice porque si su hija se casara conmigo, perdería parte de la ayuda que le da. No sé qué pensar ni qué decisión tomar, con respecto a si debo casarme o no.

Consejo

Estimado amigo:

Los felicitamos tanto a usted como a su novia por hablar acerca de este importante asunto antes de hacer planes definitivos para casarse. Están evitándose un serio conflicto matrimonial al tratar ahora sobre lo que sienten y desean en vez de esperar hasta que sea demasiado tarde, cuando ya estén casados.

Su novia le ha dado a conocer sus expectativas, y ahora usted tiene la oportunidad de decidir si quiere hacerlas realidad. Usted cree que ella, una vez que esté casada, debe aportar la mayoría de su sueldo al hogar que conforme con usted. En cambio, ella tal vez crea que debe continuar aportando la mayor parte de su sueldo al hogar materno.

El asunto más difícil es que su novia espera que usted provea más de lo que le permite su capacidad económica. Ella quiere cosas que usted dice que no puede comprarle, y ella no está dispuesta a aportar nada para obtenerlas. ¿Qué espera ella que usted haga? ¿Es que quiere que usted obtenga un segundo empleo? ¿Cómo se supone que usted pueda satisfacer tales expectativas cuando no le alcanza para lo que ella desea?

Usted se pregunta si debe o no casarse. Espero que pueda reconocer que la respuesta es obvia. No, no debe casarse a estas alturas. Las diferencias de opinión que existen entre usted y su novia no pueden resolverse sólo porque se aman. Si se casa ahora, se expondrá a una vida entera de quejas de parte de ella debido a que se siente insatisfecha con lo que usted puede darle.

El sabio Salomón dijo: «Más vale habitar en el desierto que con mujer pendenciera y de mal genio.»1 Aunque usted ame a su novia y ella sea una mujer maravillosa, la actitud y los deseos poco realistas de ella bien pudieran convertirla en la mujer pendenciera y de mal genio sobre la que advierte Salomón. Usted tiene que decidir si debe esperar algunos años para ver si ella cambia, o romper con ella ahora mismo. Pídale a Dios en oración que lo ayude a tomar la decisión acertada.

Le deseamos lo mejor,

Linda
____________________
1 Pr 21:19

Información en este sitio