de 477
Caso 439

Tengo dieciséis años y acabo de terminar la secundaria.... Provengo de una familia de escasos recursos... que... me asfixia diciéndome constantemente que debo trabajar, a pesar de que saben que no puedo; pero también quieren que estudie lo que ellos quieren, y no lo que a mí me apasiona, que es la psicología. No me siento apoyada y, si consigo una beca, ya que tengo buenas calificaciones, no sé si podré desenvolverme como adulta.

Últimamente me he estado comportando muy rebelde y agresiva con mi madre y mis hermanas, pero es que esa es la única forma que encuentro para liberar mi estrés y frustración. Sólo quiero encontrar paz y poder dormir tranquila... [y] sentir que alguien me entiende y que puede ayudarme a liberar mi frustración.

Consejo

Estimada amiga:

¡Te felicitamos por graduarte de la secundaria con buenas calificaciones! ¡Has logrado mucho en tus dieciséis años!

Dices que no sabes si podrás desenvolverte como adulta. Es muy sabio reconocer eso a tu edad. Los estudios demuestran que tu cerebro seguramente no terminará de desarrollarse por algunos años más, así que hay una razón biológica que coincide con lo que piensas acerca de que no estás lista para afrontar la vida como adulta.

Sin embargo, quieres que tu familia te deje tranquila y permita que tomes tus propias decisiones, sobre todo con relación a lo que quieres estudiar. Sientes que no te entienden ni te apoyan. Arremetes contra ellos por estar estresada y frustrada.

Lamentablemente, cuando a causa de tus emociones negativas te comportas muy rebelde y agresiva, le estás dando a tu familia toda la razón para pensar que debe ayudarte a tomar tus decisiones. Tu comportamiento es evidencia para ellos de que no eres ni siquiera capaz de dominar tus propias emociones, así que en definitiva creen que no eres digna de confianza para tomar decisiones importantes. Estás interpretando las reacciones de ellos como si no te comprendieran, pero lo cierto es que sí pueden comprenderte y aún así no estar de acuerdo contigo.

Si obtienes una beca y puedes asistir a una universidad, casi siempre se ofrecen cursos generales que te prepararán para cualquier carrera que escojas. Podrás tomar todos esos cursos y escoger una carrera después de un par de años. Ya sabes lo que quieres, pero no tienes por qué tomar una decisión definitiva tan pronto. Esa decisión contribuirá a que te lleves mejor con tu familia.

No comprendemos por qué dices que no puedes trabajar. Todos los países tienen leyes diferentes, pero esas leyes tienen el fin de evitar que los menores de edad trabajen antes de que terminen la secundaria. Como ya has terminado la secundaria, debe de haber algún permiso legal que pudieras obtener para conseguir un empleo.

Si no obtienes una beca, puedes optar por la mejor alternativa. Trabaja y ahorra la mayor parte del dinero que ganes para asistir a la universidad después. Claro que también debes ayudar con los gastos domésticos siempre y cuando estés viviendo con tu familia.

La paz no viene como resultado de que las personas te comprendan o estén de acuerdo contigo. La verdadera paz sólo viene de Dios. Si le confías tu vida y tu futuro a Dios, Él te dará la paz que estás buscando.

Te deseamos lo mejor,

Linda

Información en este sitio