de 499
Caso 494

Soy una mujer de treinta y siete años. Desde hace tres meses vivo con mi novio. Al principio, todo iba muy bien; pero luego he visto la realidad, y parece que tuviese dos personalidades. Cuando se enoja, me grita, me insulta y me humilla. Siento que no me quiere, aunque él dice que sí.

Pienso que debo dejarlo, pero el hecho de haber fracasado me aterra, y no soy feliz. Él habla con mujeres por Internet. ¿Qué debo hacer?

Consejo

Estimada amiga:

Lamentamos que esté sufriendo estos problemas. Sin embargo, nos resulta muy difícil comprender por qué sigue viviendo con este hombre. Usted dice que la aterra el haber fracasado en esta relación, pero nosotros pensamos que deben aterrarla aún más los años de infelicidad y desesperación que afrontará si no lo deja.

Todos como seres humanos nacemos con la tendencia a ser egoístas. Desde la infancia, nos interesa satisfacer nuestras propias necesidades y nuestros propios deseos. Con el tiempo, casi todos maduramos y aprendemos a interesarnos en los demás. Y muchos aprendemos a amar al prójimo al considerar sus necesidades y deseos por encima de los nuestros.

Sin embargo, algunas personas nunca llegan a esa etapa de madurez. A lo largo de su vida no dejan de buscar el primer lugar ellas mismas. Presentan toda clase de excusas para justificar su conducta, pero terminan lastimando a la mayoría de las personas que las rodean.

Cuando usted dice que le parece que su novio tiene dos personalidades, creemos que con eso quiere decir que algunas veces él es capaz de disimular que sólo le interesa su propio bienestar, pero otras veces no lo disimula en absoluto. En el caso suyo, él la maltrata de palabra, y poco después le dice que la ama.

El amor es mucho más que una emoción; también es una acción. Su novio bien pudiera pensar que la ama, pero sus acciones prueban que no la ama lo suficiente. Además, a él le cuesta trabajo manejar el enojo y es posible que esté buscando otra novia por Internet. Francamente, no se nos ocurre una sola razón por la que usted debiera esperar un día más para dejarlo y ponerle fin a su noviazgo.

Lamentablemente, hay muchas mujeres que toleran el abuso verbal y físico debido a la confusión creada por sus emociones. Tenga la bondad de leer el Caso 417 en www.conciencia.net para considerar el consejo que le dimos a otra mujer que, tal como usted, estaba viviendo con un hombre que la maltrataba. Lea también el Caso 246 para enterarse del consejo que le dimos a una mujer que tenía un novio que la estaba humillando, muy semejante a la manera como la humilla a usted su novio.

Es posible que usted sienta que se quedará sola si lo deja, pero eso no es cierto. Su Padre celestial la ama más de lo que puede imaginarse, y quiere consolarla y guiarla. Lo que más le conviene hacer es cultivar una relación personal con Él, pidiéndole que le perdone todos sus pecados en el nombre de su Hijo Jesucristo. Cristo nos amó tanto que consideró nuestras necesidades por encima de las suyas al morir en la cruz para pagar por nuestros pecados. Él nos mostró cómo se expresa el verdadero amor.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Información en este sitio