de 464
Caso 159

Por mantener una mentira, mi hogar se está desboronando.... Hace un mes que me vine a casa de mis padres por este problema.... Este miércoles viajé a la capital para verlos. [Mi esposa] me trató de lo peor.... No me dejó ver a mi hijo. Sé que él me necesita porque apenas tiene cuatro años.... Le mentí [a mi esposa] por un dinero que yo gasté, [aunque] no en cosas malas. La mayor parte lo gasté con ellos; lo demás, en componer nuestro carro, ya que el mecánico me estafó....

Yo le decía [a mi esposa] que lo tenía guardado.... Ahora ella no me cree de cómo yo lo gasté. Esa mentira la sostuve como un año y medio, hasta hace como un mes que le dije la verdad. Ella explotó, y ahora no me quiere perdonar. Me trató muy mal, y no quiere saber de mí....

Aconséjenme cómo poder restaurar mi hogar.

Consejo

Estimado amigo:

No podemos darle una lista de pasos fáciles que usted pueda dar para restaurar su hogar. El ganarse otra vez la confianza de su esposa será un proceso lento y doloroso.

¿Es esta la primera vez que le ha mentido a su esposa? Si no lo es, entonces usted ha mostrado que tiende a la falta de honradez, lo cual pone de manifiesto su carácter. ¿Cómo obtuvo el dinero del que mintió? Si fue dinero que provenía de su esposa o de la familia de ella, entonces es probable que ella crea que usted le robó además de mentirle. ¿Ha gastado usted el dinero con prudencia en el pasado? Si no es así, ella interpretaría esta pérdida como otro ejemplo de conducta irresponsable. ¿Se ha esforzado usted trabajando para proveerle a su familia el sustento que necesita? ¿Qué otros problemas hay en la relación que tiene con su esposa que hicieran que usted le mintiera a ella durante año y medio? La mayoría de los hombres no abandonan su hogar para ir a vivir con sus padres sólo porque su esposa está enojada con ellos.

Usted engañó a su esposa al mentirle la primera vez. Durante año y medio usted repitió esa mentira muchas veces, de modo que se convirtió en una serie de mentiras. Además de engañar a su esposa, cada vez que mintió, usted estaba quebrantando una de las leyes de Dios.1 Si es que le estaba remordiendo la conciencia, usted optó por no hacerle caso.

Su esposa necesita algún tiempo para reponerse del dolor emocional y del engaño que usted le ha infligido. Sin embargo, tiene usted razón al decir que su hijo lo necesita. Legalmente, ella no tiene el derecho de impedir que su hijo tenga contacto con usted. Pero la manera como usted afronte esta situación puede hacer que se enoje mucho más, así que proceda con paciencia y con cuidado.

Busque a una persona sabia en la que su esposa confíe, y pídale que sirva de mediadora. Mande a decirle que reconoce lo malo que usted ha sido y todo lo malo que ha hecho, y que tiene la intención de hacer lo posible a fin de volver a ganarse la confianza de ella. Su hijo es demasiado pequeño como para que se le interponga en ese conflicto, y usted quiere verlo con regularidad, así que un buen mediador podrá encargarse de los pormenores y ayudarle a comenzar el largo proceso de restaurar su hogar.

Le deseamos lo mejor,

Linda y Carlos Rey
____________________
1 Lv 19:11

Información en este sitio