de 472
Caso 247

[Sufrí abuso] a los cinco años. Viví un infierno con mis padres alcohólicos.

Actualmente estoy felizmente casado.... Sin embargo, mis padres siguen en el alcohol. Ahora crían a las hijas de mi hermana menor porque es drogadicta.... Hoy fui a visitarlos. ¡Mi madre estaba ebria con la niña de dos años, y mi padre con la niña de seis encerrado en el dormitorio! Creo que está abusando de ella. ¿Qué hago? No sé sí son ideas por el trauma, o estoy siendo cómplice de un crimen como ese. He llorado todo el día pensando que esta criatura pase por lo que yo pasé.

¡Ayúdeme, por favor! Regresaron a mí la angustia y la tristeza sólo de pensarlo.

Consejo

Estimado amigo:

Lamento mucho que haya tenido una niñez tan difícil. Crecer en un hogar con padres alcohólicos es muy difícil, y lo felicitamos por no haber seguido ese mal ejemplo. El trauma adicional de abuso sexual fue otro obstáculo que usted superó, de modo que ahora sabe mejor que la mayoría de las personas por qué ese abuso no debiera sufrirlo ningún otro niño.

Nos quedó la duda en su caso si quien abusó de usted fue su padre o si fue otra persona. Si fue su padre, entonces usted tiene la prueba de que él es un pedófilo, y es urgente que asuma la responsabilidad de hacer lo necesario para impedir que su sobrina corra ese peligro. Si el país en que usted vive aplica todo el peso de la ley en los casos de pedófilos, entonces usted debe de inmediato dar parte a la policía de lo sucedido, contándoles también sus temores acerca de lo que pudiera estar ocurriéndole a su sobrina.

Es de esperarse que la mayoría de sus familiares se enojen y lo culpen por todos los problemas jurídicos y económicos cuando arresten a su padre. Pero digan lo que digan, y suceda lo que suceda, usted estará haciendo lo correcto para ayudar a esa niña y a otros niños de quienes él pudiera abusar en el futuro.

Ahora bien, si su país no se preocupa por llevar a juicio a los pedófilos, o si lo que le sucedió a usted fue hace tanto tiempo que ya no puede procesarse judicialmente, entonces usted debe confrontar a su padre y también revelarles la verdad a sus demás familiares. Es necesario que ponga al descubierto ese secreto para que otros puedan comprender por qué su sobrina necesita que se le proteja.

Sin embargo, si quien abusó de usted no fue su padre, entonces es posible que su propia experiencia haya afectado la manera como usted interpretó la situación que se está dando en el hogar de sus padres. En definitiva, debe seguir observando y constatando si hay o no alguna evidencia de abuso; pero si no tiene pruebas, no hay por qué formular ninguna acusación.

De cualquier manera, las niñas no están recibiendo el cuidado que necesitan. Si entre todos sus familiares no pueden hallar una solución más adecuada para el cuidado de ellas, entonces tal vez deba usted informar acerca de la situación a la debida agencia social de su país y pedirles que intervengan.

Esas niñas, al crecer con una madre drogadicta y con abuelos alcohólicos, van a tener serios problemas emocionales que afrontar. Más que nada, necesitan modelos de conducta firmes y sanos. Usted y su esposa pueden servirles de ejemplo, y a medida que crezcan ustedes pueden enseñarles acerca de un Padre celestial que las ama y quiere darles una vida mejor. Busquen una iglesia en la que ofrezcan clases para niños y asegúrese de llevarlas con regularidad. Dios ha preparado a maestros amorosos que pueden influir positivamente en la vida de esas niñas si se les da la oportunidad.

Nada de esto será fácil, pero con la ayuda de Dios y el respaldo de su esposa, usted puede hacer lo debido. Las fuerzas para lograrlo vienen del Señor,1 así que pídale que lo ayude.

¡Anímese!

Linda
____________________
1 Fil 4:13

Información en este sitio