de 578
Caso 573

Soy un hombre que tuvo un pasado muy doloroso. Todo pasó hace treinta años, y lo recuerdo como si hubiera sido ayer.... Aunque me da mucha pena contarlo, necesito un consejo. Un hombre mucho mayor que yo abusó de mí sexualmente, y lo tengo presente, su rostro, su voz, todo. Es más, lo he visto últimamente, y me han dado deseos de vengarme de él por lo que me hizo.

Nunca he contado esto a nadie, pues siento que se burlarían de mí. Vivo felizmente y tengo una hija, pero jamás he podido olvidar algo tan doloroso que me ocurrió de niño.

Consejo

Estimado amigo:

Le agradecemos que nos haya revelado su secreto. Claro que comprendemos por qué tiene deseos de vengarse de ese hombre perverso que abusó de usted. Él lo hirió física y emocionalmente, y usted quiere que él entienda lo que es sufrir semejante dolor por tanto tiempo.

¿De cuántos otros niños pudo haber abusado ese sujeto? ¿Tiene usted alguna idea? ¿Sabe si él actualmente está en contacto con algún niño? La mayoría de los pedófilos abusan de un niño tras otro, así que es probable que haya habido muchas otras víctimas además de usted.

Si usted tiene sospecha alguna de que este hombre pudiera aún estar abusando de niños, entonces si usted lo delatara no sería como una venganza por lo que le hizo a usted. Con eso más bien estaría mostrando compasión por esos otros niños y evitando más sufrimiento.

Sin embargo, como usted nunca le ha contado a nadie lo que ese hombre le hizo, no es probable que quiera contarlo ahora tampoco, sobre todo porque dice que teme que se burlarían de usted. Es obvio que usted no acepta el hecho de que usted es la víctima y que el culpable es ese pervertido sexual. Le recomendamos que lea los Casos 11 y 330 para que vea lo que les dijimos a otros hombres que también fueron víctimas de abuso sexual durante la niñez.

Si usted pudiera evitar que otro niño fuera víctima de abuso, ¿acaso no valdría la pena revelar su secreto? La agencia policíaca apropiada sólo podría poner una denuncia si el estatuto local de la prescripción de delitos por abuso a menores no se ha vencido. Sin embargo, si usted revelara a la familia y a los amigos de este hombre cómo él abusó de usted, ellos tomarían medidas para proteger a cualquier niño con quien él tenga contacto aunque digan que no creen que él sea culpable.

La razón por la que los pedófilos no dejan de acechar a sus víctimas es que personas como usted guardan silencio. Ese delincuente hizo que usted sintiera vergüenza de algo por lo que usted nunca tuvo la culpa. A pesar de que cambiaría su vida por completo si revelara ahora lo que pasó hace tanto tiempo, con eso estaría reconociendo y aceptando como un hecho que él es quien tiene la culpa y por eso el que debiera sentir vergüenza. Busque a Dios, y pídale que le dé el valor que usted necesita para proteger a los niños que estén en riesgo.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Este Caso me ayudó Envíenme información Deseo una relación con Cristo
Información en este sitio