de 464
Caso 448

Mi pregunta es si debo denunciar a mi padre para que pague mis estudios. Es que, según lo que dice la ley, si el hijo vive separado de su padre, puede denunciarlo para que le pague los estudios hasta un límite de edad. Me da pena denunciar a mi padre, pero se niega a pagármelos y la única alternativa que me deja es esa, y yo sé que él tiene [recursos] para pagarme los estudios. Había pensado devolverle ese dinero de la carrera cuando la hubiera terminado. Estoy algo confundido en cuanto a lo que debo hacer.

Consejo

Estimado amigo:

Las leyes que tienen que ver con su caso varían de un país a otro, y hasta de una región a otra dentro de cada país. En algunas regiones las leyes exigen que los padres paguen por los gastos de vivienda y estudios universitarios hasta los 21, 22 o hasta 25 años de edad. Se tienen en cuenta muchos factores, entre ellos las calificaciones del alumno, los ingresos de los padres, y si los padres están casados, divorciados o nunca se han casado. Por otra parte, en muchas regiones la responsabilidad legal económica cesa cuando los hijos cumplen los dieciocho o terminan la escuela secundaria.

Usted cree que la ley en su región sí exige que los padres paguen por los gastos universitarios. Sin embargo, como nosotros no sabemos dónde vive usted, no podemos verificar esa información. Un abogado puede darle ese tipo de consejo legal.

En cuanto a si está bien o mal que denuncie a su padre, no hay una respuesta clara. Usted no revela cómo es la relación que tiene con su padre, ni siquiera si se comunica con él. En definitiva, esa relación se deteriorará si usted decide denunciarlo.

No hay tampoco ninguna manera de que sepamos qué tan responsable y diligente ha sido usted en sus estudios. Es posible que no haya aprobado o haya dejado de asistir a ciertos cursos, o que simplemente no se haya esforzado lo suficiente como para aprovecharlos. Por otro lado, tal vez usted haya sido un estudiante excelente.

Usted necesita buscar el consejo de personas que lo conocen bien. ¿Qué opina su mamá? Si usted tiene hermanos, ¿qué piensan ellos? ¿Hay algún consejero, profesor o líder de jóvenes que pueda asesorarlo? ¡Hágales caso a esas personas!

Si sus padres no llegaron a casarse o se divorciaron, y si su padre no aportó la mitad del sustento económico suyo durante su niñez, entonces quizá sea tiempo de que él ponga de su parte. En cambio, si él lo apoyó económicamente en el pasado pero ha dejado de hacerlo ahora sólo a causa de conducta irresponsable o malas calificaciones de parte suya, entonces tal vez se justifique la manera en que él está procediendo.

El único que de veras sabe lo que más le conviene a usted es Dios. Él tiene un plan para su vida, y puede darle la sabiduría y claridad que usted está buscando. Pero sólo quienes tienen una relación personal con Él reconocen su voz cuando Él les habla por medio de la conciencia. Para comenzar a cultivar esa relación, pídale a Dios que perdone sus pecados en el nombre de su Hijo Jesucristo. Luego comience a leer la Biblia y a orar todos los días, pidiéndole a Dios que lo guíe. Y hágale caso a su conciencia y a los consejos de otros en quienes confía.

Le deseamos lo mejor,

Linda

Información en este sitio