de 488
Caso 214

[Nací] de una mujer que me tuvo cuando estaba soltera y era adolescente. Crecí en una familia con un abuelo y tíos alcohólicos.... Mami, a pesar de nunca haberme pegado, me dejó una herida difícil de cerrar. Ella es alcohólica y, aunque ya no toma todos los días, cuando llega el viernes espera que sean las cinco de la tarde para empezar.

Yo vine a vivir a un lugar retirado para alejarme de todo lo que me causaba dolor; pero aún así, cuando mi familia viene, mi mamá viene con sus cervezas y cigarros. A mí me molesta mucho.... ¿Debo alejarme de esto y buscar... vivir tranquila y en paz, aunque esto me aleje de toda la familia materna? Es que con mis hijos y mi esposo yo me siento bien. Regáleme su consejo, Linda. Yo sé que usted me puede comprender.

Consejo

Estimada amiga:

Tiene razón; sé exactamente cómo se siente. El sólo pensarlo vuelve a embargarme con esas emociones. Usted tiene sentimientos encontrados en cuanto al deseo de purificar su vida de tales influencias negativas y destructivas, y el deseo de honrar a su madre tal como enseña el quinto mandamiento. Quiere hallar la manera de lograr que cese el dolor, pero surge de nuevo cada vez que está con su mamá y la familia de ella.

Honrar a su madre significa respetarla por los sacrificios que pudo haber hecho durante los años en que la crió a usted. Significa hablarle con cariño, sobre todo cuando no está bajo los efectos del alcohol. Y significa enviarle una tarjeta o una carta con motivo de ocasiones especiales. Pero no quiere decir que usted tenga que pasar tiempo con ella cuando insiste en beber y fumar. No significa que tenga que someter a su esposo y a sus hijos a la conducta de ella. Y no significa que tenga que permitir que ella siga hiriéndola vez tras vez.

En definitiva si usted pudiera mudarse a un lugar muy alejado sería mucho más fácil por diferentes razones. Pero si eso no es posible, entonces usted debe controlar cuándo y dónde ha de ver a su mamá y hablar con ella. No vuelva a invitarla a su casa, y si ella pide que la invite, haga planes de ausentarse de casa durante el tiempo en que ella quiere ir a verla. No vaya usted a verla a no ser que esté segura de que durante su visita no habrá nadie que esté bebiendo en el hogar. O encuéntrese con ella en un restaurante donde no sirven bebidas alcohólicas. Pero llámela por teléfono por lo menos dos veces al mes, al atardecer cuando ella no está bebiendo, a fin de mantenerse en contacto con ella.

Los días de fiesta siempre son los peores cuando hay alcoholismo de por medio. Tal vez usted deba programar viajes durante esos días feriados, o hacer planes con sus amigos o con los familiares de su esposo. Si su mamá trata de hacer un plan de verse con usted en una de esas ocasiones, dígale que ya ha planeado hacer algo diferente. Ella se enojará y tal vez arremeta contra usted. Así que espere tal enojo y palabras crueles de su parte junto con el intento de herirla como represalia. Y espere que la manipule tratando de hacer que usted se sienta culpable. Pero levante un muro de protección alrededor de su corazón a fin de que nada de lo que ella diga penetre y haga daño.

Por último, es probable que su mamá se enoje a tal grado que no se comunique con usted por algún tiempo. Si ella opta por actuar así, entonces conciba ese tiempo como uno agradable y de paz, y no se sienta culpable, ya que con eso estará haciendo lo debido para usted misma y para su familia.

Le deseo lo mejor,

Linda

Información en este sitio